Opinión, politica, Reflexiones

Carta abierta a Juan José Cortés

Señor Cortés.

No tiene usted un mínimo de decencia. A juzgar por sus declaraciones pareciera que alguien le ha puesto una pistola en el pecho para  ingresar en el mundo de la política. Fue usted el que se dejó tentar por el Partido Popular, a cuenta del lamentable asesinato de su hija, y bramando a todos los vientos la implantación de la cadena permanente revisable: una clara venganza por el trágico suceso.

Desde el punto de vista más humano, señor Cortés, es perfectamente comprensible su indignación y su resentimiento. El de usted y el de cualquier individuo que haya sido tocado por esa suerte de destino. No obstante, sería más que suficiente que se llevase a cabo el cumplimiento íntegro de las penas, para casos de los que usted ha sido víctima como para no ir más allá.

De cualquier modo, lo vergonzoso de su comportamiento es el hecho de que maldiga la política, cuando ha sido uno de sus más claros beneficiarios: Diputado en la anterior legislatura y candidato al Senado en esta última. Sucede que su candidatura no ha obtenido el escaño al que usted aspiraba, y, de la noche a la mañana, la Política es ahora, lo peor de lo peor. No nos tome por imbéciles, señor Cortés, no nos cuente que era usted un brillante empresario, un muevo Amancio Ortega o Juan Roig.

Para rematar el cúmulo de despropósitos que de sus labios han salido en su última entrevista, carga usted contra el juez por haberle concedido una indemnización de 60.000 euros como indemnización del asesinato de su hija, cantidad que, en la sentencia, se argumenta en una responsabilidad parental que usted no ejerció. Parece ser que usted entiende como algo digno de toda normalidad que una criatura de cinco años deambule sola por una localidad para comprar “chuches”, por muy cerca que el puesto de venta se encuentre de su domicilio. A mi, personalmente me parece una aberración, una dejación de la responsabilidad de la patria potestad y una irresponsabilidad superlativa. A mi juicio, no sólo debieran haberle detraído la cantidad correspondiente. A mi juicio dicho acto debería ser, incluso, motivo de delito.

¿Qué piensa usted de esos casos en los que algún padre o madre han dejado a un niño encerrado en el coche, mientras  iban a comprar o a cualquier otro asunto? En muchos países los padres que llevan a cabo este tipo de conductas son detenidos. Su caso, señor Cortés, es similar.

No nos dé la tabarra con la política, y, aunque lamentamos profundamente los trágicos hechos de la muerte de su hija, no quiera aprovecharse de ellos, asuma su responsabilidad, hágala consciente, al menos, y déjenos en paz.

¿Lo compartes?

Estándar
Opinión, politica

¡Basta de héroes de papel!

Encubrir cierto tipo de actos bajo la raída tela de la solidaridad o bajo la complacencia del “qué buenos son algunos empresarios, famosos u organizaciones que donan un minúsculo porcentaje de sus cuantiosos beneficios” no deja de ser una… para continuar leyendo el artículo, pinchar aquí.

Estándar

CLICA EN LA IMAGEN

LEE, COMENTA, COMPARTE…

Opinión, politica

La ignorancia y la complacencia

Imagen

CLICA EN LA IMAGEN

¿LO COMPARTES?

Opinión, politica

¡Hay que aislarlos!

Imagen

PARA LEER, CLICA EN LA IMAGEN

¿Lo compartes?

Opinión, politica

Lo que no vale para ti, sí vale para mí y otras estupideces del día

Imagen

CLICA EN LA IMAGEN

¿Lo compartes?

Opinión, politica

El día que cayó Andalucía

Imagen
Opinión, politica

Hacia un nuevo fascismo

Está más que comprobado que el hombre no aprende de sus errores. Las dos grandes guerras son una prueba de ello. Y de no ser por las armas nucleares, es más que probable que ya hubiésemos sufrido una tercera.

Estamos destinados a autodestruirnos. No tenemos el más mínimo respeto por el medio ambiente, se desprecian los avisos de la comunidad científica, porque  los gobiernos únicamente piensan en dinero. Un dinero que debería corresponderse con la riqueza. Una riqueza que no se reparte por igual entre los que pueblan el globo, sino que está en manos de unos pocos (el 82% de la riqueza está en poder del 1% de la población mundial, según datos de Oxfam.

Por si fuera poco, una nueva ola fascista sacude el mundo occidental: Trump en EEUU, Fuerza Nueva en Italia, Vox aquí, en España. La fragilidad de nuestra memoria, la creencia de que esas ideas no son hoy iguales a las que lo fueron antaño, hace que una parte de la población se sienta atraída por estos populismos y se sumen a toda suerte de falsedades, como la de que la inmigración es la responsable del paro, que en los casos de maltrato y violencia machista existe un gran número de denuncias falsas, que la izquierda quiere romper España, y otras de parecido jaez.

España es tan plural que debería constituirse como un país federal. ¿Por qué le tienen tanto miedo a este modelo de estado? Estados Unidos lleva varios siglos con este modelo y les funciona. Se sienten una nación aunque cada estado tenga su autonomía propia.

Se ha olvidado demasiado rápido una de las peores épocas de nuestra historia reciente, y eso puede depararnos funestas consecuencias: Casado, Rivera y Abascal representan el fascismo en su esencia más pura. Rivera ya ha demostrado en sucesivas ocasiones que no tiene ningún tipo de ideología, únicamente persigue el poder y aplastar el movimiento secesionista catalán, la ciudadanía le importa un carajo, del mismo modo que la corrupción y otros asuntos que blandió como estandartes de su política. Casado es el discípulo de Aznar, un ambicioso con ansias de poder, sin conocimientos y sin carisma y Abascal es como si alguien de la Edad media hubiese utilizado la máquina del tiempo para instalarse en el siglo XXI.

Si no queremos que la historia se repita, tendremos que dar la batalla todos los días, sin desfallecimientos. Si nos relajamos, volveremos a vivir una historia negra de persecuciones, censuras, de recortes de libertades y derechos y ¿quién sabe de qué más?

¿Lo compartes?

Estándar