Opinión, politica, Reflexiones

A la deriva

El Open Arms está poco menos que a la deriva. No le permiten siquiera el refugio de un puerto. Es un barco apestado porque, en su interior, se hacinan personas. Si fuese petróleo o coltán, o si fuese oro, o divisas, todo dios le dejaría alojarse en un muelle.

Pero lo que transporta el Open Arms son (para leer el resto de mi artículo pinchar aquí)

Anuncios
Estándar
Opinión, politica, Reflexiones

¡No os enteráis de nada!

Tengo que escribir esto, porque si no, reviento. ¡No os enteráis de nada! Todos los que cacareáis que Podemos ha estado peleando por los sillones, no os enteráis de nada.

Existe una gran, más que confusión, ignorancia, sobre lo que ha estado sucediendo. Pertenecer a los órganos de gobierno es fundamental para poder plantear alternativas. Ya sabemos que el Consejo de Gobierno es un órgano colegiado y que las propuestas se aprueban por votación. Pero si se lleva una propuesta al Consejo, una propuesta que beneficia a un gran sector de la población, y la propuesta se rechaza, entonces se retratan los que la rechazan, porque tendrían que explicar por qué. Y cuando se está en el Consejo de Ministros, se conocen todas las cifras. No valen las mentiras, ni los circunloquios.

Y ofrecer ministerios cuyas competencias están en manos de las Comunidades Autónomas es una burla y una afrenta.

Existe un problema, del que todavía muchos no os habéis enterado. Es un problema grave. Tan grave que es el que no permite que los más desfavorecidos se vean representados en un gobierno. El problema es que alguien inventó una entelequia llamada clase media. El problema es que a una gran mayoría se la llevó a creer que eso existía, y que pertenecían a ella. ¡No os enteráis de nada! La clase media es un mero invento para evitar que la ciudadanía se sitúe en la clase a la que de verdad pertenece, porque sólo hay dos clases: la clase trabajadora y la clase dominante.

Da igual lo que haga Podemos, Izquierda Unida u otras fuerzas de la izquierda. Mientras los ciudadanos se consideren que pertenecen, o que se sitúan en un estatus determinado, la clase dominante gobernará a su antojo, y les regalará las migajas de sus riquezas a los estúpidos que se consideran clase media. Y los que se sitúan en el umbral de la pobreza, nunca les han importado, realmente lo consideran un estorbo, y, como mucho, emplean la caridad. Los desvalidos no necesitan caridad, sino justicia.

Ellos, los que pertenecen a la clase dominante, si tienen conciencia de a qué clase pertenecen. Lo tienen meridianamente claro, y saben lo que quieren hacer con el resto.

Mientras os continuéis tragando las mentiras del PSOE y su falsa socialdemocracia, no os habréis enterado de nada.

Por ello, mi opinión es darles un SI, así de grande. ¡Qué gobiernen solos!, pero sin darles tregua.

¿Lo compartes?

Estándar
Opinión, politica, Reflexiones

¿Qué pacto quieren?

Después de haber escuchado el debate, y después de todo el torrente de noticias que nos han llegado acerca de los pactos a través de los medios de comunicación, la sensación que he percibido en todo momento es que Sánchez, o el PSOE, o el PSOE, o Sánchez, elijan ustedes el orden que más les convenga, nunca han… para continuar leyendo mi artículo, pincha aquí

Estándar
Opinión, politica, Reflexiones

Otra carta abierta, Sánchez

No tienes vergüenza, Sánchez. Acusar a Pablo Iglesias de no ser demócrata es una de las mayores vilezas que se puede escuchar de la boca de un individuo que se considera de izquierdas. Pero tú eres del PSOE, y por tanto, uno debe esperarse cualquier cosa de los que dirigen esa formación política. Cuando necesitaste a Iglesias para investirte presidente en la moción de censura que presentaste, no se te habría pasado por la cabeza proferir esos insultos. Entonces el Secretario General de Podemos te hizo el trabajo sucio, fue el que trató de convencer a los partidos vascos, a ERC (entonces no te resgaste las vestiduras, Pedro, porque rozabas el poder con los dedos), y a otras formaciones para que consiguieses investirte presidente, desalojando a eme punto Rajoy del gobierno.

Tú hablas de democracia, Pedro, tú que representas a un partido cuyos miembros se han lucrado de fondos públicos, y sus dirigentes han mirado hacia otro lado. Tú que defiendes unas siglas manchadas por las sospechas de los asesinatos de Lasa y Zabala. Tú, cuyos ministros han sido encarcelados por llevar a cabo una lucha ilegal contra ETA, utilizando los GAL, haciendo uso de los Fondos Reservados. ¿A eso le llamas democracia, Pedro?

Te refugias, como hace la derecha de este país, en la unidad de España, para defender lo indefendible, para alejar de tu lado a la única fuerza de izquierda de este país. Te molesta Podemos. Los necesitas, pero te molestan. No tienes ningún empacho en pedir la abstención de la derecha, de arrodillarte para que te hagan presidente, porque vosotros le entregastéis el gobierno a ellos. Pero ellos no son tan idiotas como lo fuistéis vosotros.

Queréis aniquilar la figura de Pablo Iglesias desde el principio, porque os resulta molesta, porque os deja en evidencia. Por eso no quieres a Iglesias en el gobierno, porque no vais a poder seguir con el chanchulleo de siempre, ese pacto tácito que tenéis con el PP de yo no levanto tus alfombras si tú no levantas las mías.

Sánchez eres indigno de autoproclamarte de izquierdas, tú si eres indigno de autoproclamarte demócrata, eres indigno de ser un presidente de gobierno de España. Eres indigno y eres mezquino.

Mi voto es NO.

Estándar
Opinión, politica, Reflexiones

¿Cuántas veces nos van a contar el mismo cuento?

¡Es el colmo lo que hay que escuchar, lo que hay que aguantar del PSOE, que ni es socialista, ni mucho menos obrero! Ya resulta repugnante oír de un dirigente de esa formación autoproclamarse de izquierda, un partido que ha renunciado a su ideología republicana y que ha evitado en varias ocasiones la comparecencia de Juan Carlos de Borbón en el Parlamento para explicar su enriquecimiento, digamos sospechoso.

El señor Sánchez no para de soltar prendas cada vez que se le entrevista. Primero afirmaron que Pablo Iglesias le había pedido la vicepresidencia, hoy, el mismo Secretario General, lo desmiente en la SER.

Para colmo de males, se siente ofendido porque Podemos haya realizado una consulta entre sus inscritos para que la militancia decida qué postura deben adoptar los diputados que les representan. ¡Claro, es que, en el PSOE, cuando eligen a un Secretario General, le dan carta blanca para que haga lo que le venga en gana, importándole una higa lo que piensen sus militantes!

Por otra parte, no quiero imaginarme lo que habrían dicho de Podemos, si a la formación morada se le hubiese ocurrido inmiscuirse en las decisiones internas del PSOE. Ese es el nivel demócrata que tienen los “socialistas”.

Para poner la guinda al pastel de la entrevista, el señor Sánchez hace mención de los resultados del 26J, cuando los números daban para que se hubiese formado un gobierno de izquierda, y culpa a Podemos de que no fuera así. El señor Pedro Sánchez pasa por alto que se dedicó a negociar con Ciudadanos, al mismo tiempo que lo hacía con Podemos, y con Ciudadanos firmaba documentos con un centenar de medidas a tomar, en un pacto de gobierno, dicho de otro modo, jugaba con dos barajas. También pasa por alto Pedro Sánchez que fue el partido socialista el que entregó el gobierno de la nación al PP con su vergonzosa abstención, siguiendo los dictados del señor González y su camarilla y, aunque él entregó su acta de diputado, lo que podía parecer un acto de dignidad, después, en una entrevista al periodista Jordi Évole, reconoció presiones, que tiempo más tarde negó. Siempre jugando a lo mismo, hoy digo una cosa, mañana la niego, y así siempre, con la mentira por delante.

La mentira ha acompañado siempre al PSOE, podemos recordar algunas: “OTAN, de entrada, No”, “No es No”, “Permitir un gobierno del PP sería traicionar a nuestra militancia”, “derogaremos la ley mordaza”, “derogaremos la reforma laboral del PP”, y así unas cuantas, pero para el PSOE la culpa es siempre de Podemos. La culpa siempre es de Podemos porque el PSOE lo que viene buscando desde hace tiempo es la desaparición de Podemos. ¿Cuántas veces nos van a contar el mismo cuento? Le incomoda más Podemos que cualquiera de los partidos de derecha. Le incomoda porque Podemos les ha dejado al descubierto y porque ocupa el espacio que antes ocupaba el PSOE, debido al desengaño de los que consideraban que el PSOE era un partido de izquierdas.

El PSOE, no sólo no es un partido de izquierdas, no es ni Demócrata Cristiano.

Las declaraciones de Carmen Calvo sobre el feminismo, arrogándose la lucha en defensa de los derechos de la mujer, son absolutamente vergonzosas. Pero eso daría para otro artículo.

En resumen, Pedro Sánchez vuelve a su papel, al de las anteriores legislaturas, quiere que Podemos sea su muleta, a cambio de nada. Y a culparlo de su propio interés en que las negociaciones fracasen.

No es que el PSOE se parezca cada vez más a la derecha, es que es la derecha, una derecha moderada, pero derecha.

Estándar
Opinión, politica, Reflexiones

El juego del PSOE

Foto Javier Barbancho. 25/07/2018.Madrid Comunidad de Madrid Reunión entre el Presidente del Principado de Asturias Javier Fernandez y el Presidente del Gobierno Pedro Sanchez

 

El problema no es Pedro Sánchez. El problema no es, tampoco, el PSOE. No nos engañemos, no sigamos echándole la culpa al empedrado.

El problema somos nosotros, los ciudadanos, los electores, los votantes, llámenlo ustedes como mejor les convenga.

El problema es que existe una… (para continuar leyendo mi artículo, pinchar aquí)

¿Lo compartes?

Estándar
Opinión, politica, Reflexiones

Carta abierta a Pedro Sánchez

Pedro:

¡No puede ser que quieras vendernos otra vez esa moto! Ya sucedió después del 26J, cuando Podemos te propuso un pacto de gobierno, y tú, junto con tus acólitos – entre ellos el despreciable Antonio Hernando, que luego te traicionó – negociabas, a espaldas de la formación de Pablo Iglesias, con Ciudadanos, que ya sabemos quiénes son, porque poco a poco se les va cayendo la careta a pedazos.

Mentiste, Pedro. Mentiste a aquellos que te querían poner en la Moncloa – por supuesto que nada es gratis, y tenías que pagar un precio, que no quisiste pagar – y mentiste a tus militantes, con aquello del no es no, ¿lo recuerdas? Salvaste los muebles porque dimitiste, y te expulsaron de la directiva de tu partido como un apestado. La militancia te lo reconoció y te dio el bastón de mando en las primarias, frente a la arrogancia de Susana Díaz, apoyada por toda la gerontocracia de tu partido.

Pero hiciste algo detestable: dijiste que la culpa de que la izquierda no pudiera gobernar era de Podemos. Mentiste, nuevamente, es algo que, por lo visto, se te da bien, Pedro. La culpa fue tuya, fue vuestra, porque os arrimasteis a la derechona que representa Ciudadanos, porque asumisteis las tesis de González, Guerra, Bono y toda esa panda de carcamales que siguen considerando el PSOE su cortijo. Y os abstuvisteis para que gobernase el PP.

Fue Podemos quien te apoyó en la moción de censura que te alzó hasta la Moncloa, y fue Podemos quien estuvo negociando con todos los partidos con posibilidades de favorecer el éxito de la moción, para que salieses airoso de ella y Presidente del Gobierno.

Y ahora vuelves, Pedro, con el cuento de que Pablo Iglesias te ha exigido una vicepresidencia. Una nueva mentira para tratar de retratar a Pablo Iglesias como un ambicioso, cuando el único ambicioso y sediento de poder eres tú, que pretendes gobernar en solitario cuando no te dan los números, ni aunque los mires ahíto de licor. ¡Nos quieres volver a vender la moto! La culpa es de Podemos, ese es el mensaje, esa es la moto.

Yo no te la compro. No te la compré la primera vez, tampoco ahora. Si no eres capaz de llegar al gobierno la culpa no es de Podemos, la culpa es tuya. No sé si vas a poder engañar más a tus militantes, pero una cosa deberías saber: Unas nuevas elecciones no van a solucionar el problema, porque los resultados van a ser parecidos, o peores incluso, para la formación que representas. La ciudadanía está cansada de que la tomen el pelo, la de izquierdas, claro, la de la derechas votará a uno u otro, pero votará, siempre lo hace. La izquierda se quedará en casa, harta de ver que sus representantes no son capaces de negociar, de que al PSOE no le importa la gente, o de que el PSOE tiene miedo a que Podemos entre a formar parte del gobierno. Y, en ese caso, alguien debería explicar por qué.

¿Lo compartes?

Estándar