Opinión, politica, Reflexiones

¡Tiene cojones!

Dice Santiago Cantera que los represaliados por el franquismo no eran esclavos, que aquello no era un campo de concentración nazi, que “venían voluntariamente”, esas exactamente han sido sus palabras.

Tiene cojones el señor Cantera este, como los tienen muchos de sus colegas para abusar de niños y niñas inocentes en parroquias y catequesis. Esos también deben hacerlo voluntariamente y sus abusos deben ser relaciones consentidas.

Tiene muchos cojones decir que los presos del Valle de los Caídos iban voluntariamente. Y, claro, les pagaban un buen sueldo y les daban un bocadillo a mediodía y un buen almuerzo, y luego se iban a casa con sus familias a contar la maravillosa obra faraónica que estaban realizando allí para el gran dictador asesino.

Tal vez cualquier día de estos nos diga que la gente se juntaba en las cunetas, hacía un gran agujero y se pegaba un tiro voluntariamente, por eso hay tantas cunetas repletas de gente muerta voluntariamente. ¡Tiene cojones el Cantera este!

Seguro que con tantos cojones como tiene, cualquier día va y nos dice que es mentira lo de las cartillas de racionamiento y que los republicanos, o rojos, como los llamaba el general dictador y asesino, se agolpaban en las puertas de las cárceles para pedir ávidamente que los dejasen entrar para ser encarcelados voluntariamente.

Tiene cojones que tengamos que soportar este insulto de los representantes de la Iglesia, que deberían dedicarse a propagar el amor, la esperanza y la justicia, en lugar de promulgar el odio y defender al poderoso.

¿El señor Cantera este de los cojones se ha leído la Biblia alguna vez? ¿Sabe lo que es poner en práctica las palabras de su venerado Jesucristo? Su Dios-Hombre luchaba en favor de los oprimidos y de los desvalidos, pero él, no, él habla en favor de los poderosos, y de los criminales. Ni cumple con los preceptos de su creencia, ni con los mandatos de su doctrina.

Tiene cojones que yo, que no soy creyente, le tenga que decir al Cantera este que su religión le prohíbe mentir y le obliga a defender al débil y al oprimido.

¿Lo compartes?

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.