Opinión, politica

No son ellos, somos nosotros

No son ellos, somos nosotros. Vaciar toda la mierda sobre los políticos es una forma de descargar la conciencia, un mecanismo de evitación de nuestra propia responsabilidad.

A los políticos se los sitúa donde están en las urnas, y somos nosotros los que lo hacemos. Las informaciones que han salido a la luz estos días demuestran, claramente, que no todos los políticos son iguales, como pretenden insinuar algunos. Precisamente el escándalo de las grabaciones donde se desenmascara un claro complot de persecución política a políticos decentes, es un ejemplo de claridad meridiana, en el que se les cae la careta a aquellos que pretendían encontrar elementos que pudiesen desprestigiar a Pablo Iglesias, y la conclusión final es la de que “si no se encuentran pruebas, se inventan” El maquiavelismo en su más nítida expresión.

Pero no son ellos, somos nosotros. Nosotros tenemos el poder de hacer desaparecer de las instituciones a toda esta horda de mafiosos, que demuestran que no tienen dignidad, o que si un día la tuvieron la vendieron para vivir mejor, traicionando incluso los principios más sagrados de la democracia, de la verdad o del periodismo. Son individuos que no merecen ocupar el lugar que ocupan, y que deberían estar calentando ya el banquillo de los acusados para terminar dando con sus posaderas en la cárcel.

Ellos son el antisistema, porque se aprovechan del mismo para su propio beneficio y para, con las peores de las artes, perpetuarse en el poder ¿Por qué critican el bolivarianismo de Venezuela, cuando ellos son iguales o aún peores?

Hay que echarlos. Es urgente. Deben desaparecer de la vida pública, de gobernar el patrimonio común de los españoles. Y después hay que pedir explicaciones, a ellos, al monarca que calla ante tamaño escándalo, en lugar de salir a defender los valores de la democracia y la Constitución como hizo después del fallido referéndum catalán del 1-O. La democracia no es un asunto de conveniencia: Es o no es. Y si se defiende ante un hecho presumiblemente ilegal, debe defenderse igualmente ante otro, de las mismas características.

Si tras las próximas elecciones el Partido Popular no se desploma bruscamente hasta su desaparición, como país, como ciudadanía y como seres humanos, tenemos un grave problema.

¿LO COMPARTES?

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.