Opinión, politica

¿Podemos creernos las encuestas?

En los últimos días se han publicado encuestas de intención de voto, por parte del CIS y de algunos medios de comunicación. Siempre he sido de la opinión de  que, las encuestas publicadas por los instrumentos de información de nuestro país son, esencialmente, tendenciosas, probablemente ajustadas a la fuente ideológica que sostiene al medio – esencialmente los que defienden el sistema actual –  y tienen como objetivo influir en la decisión de una población que se me antoja altamente vulnerable y con un criterio político, social y económico que va más allá de lo deficiente.

Si las encuestas fuesen ciertas nos encontraríamos con un panorama bastante desolador: Un PP, que ha representado la mayor de las estafas de este país, una lacra para la ciudadanía, que ha visto cómo, en lugar de ser protegida por el Estado, ha sido expoliada por él, desde la mayoría de sus instancias, empezando por la Corona, y concluyendo por dirigentes de dicho partido y por sus amiguetes, entre los que se puede incluir a la Banca, rescatada con el dinero de nuestro trabajo – no hablemos de impuestos, hablemos de lo más mundano, hablemos de los que se levantan a las seis, a las siete, de la mañana y dedican más de 8 horas de su tiempo, sin contar los desplazamientos, a los que hacen guardias en fines de semana y por las noches, a los que levantan el país cada día, a los pensionistas que se dejaron la piel para hacer de España, ese nombre propio con los que se les llena la boca a tantos que nos han robado, y que han visto cómo suspensiones se desvanecían, a los parados, sufriendo la lenta agonía diaria de la espera en busca de una solución a su desventura, a los que han caído en el riesgo de pobreza – que sufre un ligero menoscabo, cuando debería desaparecer del arco político. Un partido como Ciudadanos que representa lo más rancio de la derecha, sin valores, sin criterio, con un único caballo de batalla – la unidad de España – que ha calado en una población estulta, inconsciente y aborregada. ¿Con esta situación, es tan complicado de entender que una parte de la población quiera desentenderse de esta España rancia (La España de charanga y pandereta / cerrada y sacristía que reflejó Machado en El mañana efímero)? El PSOE continúa en sus mundos de colores, sin aterrizar sobre una tierra que, es cierto que arde, pero que necesita que alguien con agallas se sacrifique y holle sus pies entre las ascuas y las cenizas que han dejado sus predecesores, que rompa, de una vez por todas, con ese conformismo de 40 años y sacrifique a sus viejas glorias y su defensa de idea de estado que gestaron un día como obra perfecta. Eso pasó. Estamos en otro tiempo y en una España distinta. Es necesario que quemen las naves, que empiecen de cero y regresen al socialismo, que tanto tiempo ha, abandonaron olvidado en el cajón de una mesa.

Si las encuestas son ciertas, estamos abocados a un nuevo resurgir del fascismo, y regresaran los Hitler, Videla, Pinochet, Franco… con un nuevo apellido.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.